fbpx
Envíos gratis en pedidos superiores a 50€ en nuestra web.

El primer día, en general, resulta complicado independientemente de si se trata del gimnasio, de trabajo o cualquier actividad que implique de nuevo un rutina, y conocer cosas nuevas.

Para ayudarte a sobrevivir a esos primeros días y que no abandones te contamos una serie de consejos que te ayudaran afrontar tu primer día de gimnasio.

 Antes del primer día

Póntelo fácil y elige un gimnasio que esté cerca de tu casa o de tu trabajo, si están lejos siempre da mas pereza ir. Ten en cuenta que en cuanto te sientas un poco cansada, llueva o haga frío, no habrá quién te haga salir de casa para entrenar por mucha sauna que haya en ese gimnasio que está tan lejos.

Y lo mas importante no es necesario que lo des todo el primer día, con tiempo y constancia verás que vas cumpliendo tus objetivos

Objetivos reales

Otra cuestión importante tiene que ver con los objetivos que te has planteado a la hora de empezar a ir al gimnasio. Te recomendamos que te olvides de aquellos que sean a corto plazo, porque los resultados tardan meses y semanas en verse, no días.

El entrenamiento requiere constancia y una alimentación adecuada. Por eso no debes desanimarte cuando no veas el efecto del deporte de forma inmediata en tu cuerpo.

Cuidado con el peso y el tipo de entrenamiento.

 Pregunta todo lo que necesites, peso, tipo de entrenamiento, uso de las máquinas.

La razón es que si te aventuras a hacer un ejercicio o una serie sin tener claro qué peso es el adecuado para ti o cuál es la postura correcta, lo más probable es que te hagas daño o que puedas padecer una lesión.

 Si puede evita las clases colectivas

Evitar las clases colectivas los primeros días de gimnasio, pues en ellas es más complejo aprender a trabajar correctamente, y en los inicios, siempre es conveniente dedicar tiempo a conocer las técnicas de diferentes ejercicios y mejorar la forma física para después sí, adentrarnos a un trabajo en clases colectivas como pueden ser aerobox, body- pump, TRX, u otras.

No olvides el calentamiento

Calentar te permitirá trabajar mejor y más lejos de las lesiones que sin una buena entrada en calor antes de comenzar con el trabajo duro.

Recuerda estirar

Siempre al finalizar el entrenamiento para promover la circulación sanguínea, la flexibilidad, evitar agujetas al día siguiente y lesiones mayores con el paso del tiempo.

Cuida tu alimentación

Vigila tu dieta antes de ir al gimnasio, y no asistas en ayunas ni con el estómago lleno, sino que lo mejor es haber comido en el plazo de la hora a dos horas antes de comenzar a entrenar.

Complementos alimenticios

Ya hemos comentado que Ir regularmente al gym a diario no te dará resultados inmediatos, por eso el uso de complementos alimenticios puede ayudar a que esos resultados sean visibles más rápidos, ya que gracias a las proteínas y vitaminas que contienen cada uno de estos, ayudarán a conseguir el objetivo buscado junto a tus rutinas de ejercicios.

En Navit Plus ofrecemos una amplia gama de productos que se adaptan a tus necesidades para ayudarte a cumplir con tus objetivos de una forma mas rápida y segura.

Recuerda que los primeros días del gimnasio pueden ser decisivos respecto a la continuidad de tu trabajo, por ello, invierte en ellos, dedícales paciencia y a largo plazo no te arrepentirás de

 

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar